Branding: cómo se comporta y los efectos que produce

Branding: cómo se comporta y los efectos que produce

En el artículo de hoy, vamos a analizar cómo afecta el branding a nuestra sociedad, pero, sobretodo, a las empresas. Cuando decidimos emplear una campaña de branding estamos aceptando riesgos para conseguir beneficios, ya sabéis como dice el refrán “quien no arriesga, no gana”. Con todo esto, hacemos un análisis, fuera de lo convencional, a esta gran técnica.

La cultura del workingprogress ha venido para quedarse, apareciendo empresas con nombres con gancho, que aparentan decir mucho, pero no dicen nada. La perfección se encuentra en ser “urban”, pero a la vez corporativo, una especie de “soy alguien corriente, pero cuando tengo ser serio, lo soy”. Hemos analizado varias empresas para ver a qué se han sujetado para establecer su marca.

  1. Mezcla de idiomas

Las empresas españolas quieren ser internacionales, por lo que tienen que tener un nombre global, pero no quieren dejar al público español o sudamericano tirado o discriminado. Por ello, han decidido mezclar idiomas en sus nombres: Movistar, Vueling, Pepephone, Tuenti (tu, en ti), etc. Utilizan una técnica basada en tener todos los frentes cubiertos y, al parecer, les funciona…

  1. Slang, pero corporativo

Es el caso de ciertas marcas que utilizan un lenguaje coloquial en sus nombres, pero, por otro lado, dan una imagen corporativa seria. Aquí donde resido, hay un restaurante llamado “Chico Calla”, el restaurante es un éxito, no por el nombre, sino por la comida que ofrecen. “Chico Calla” es una expresión digna de slang, muy localizada, que es utilizada para ofrecer una marca desenfadada y humanizada.

Otros ejemplos serían Facebook, Just-Eat, Consuela (tienda de zapatillas), etc.

  1. Locura por lo divertido

Hay que ofrecer a esta sociedad aborrecida y triste nombres graciosos que despierten simpatía. Esto es lo que deben haber pensado algunas marcas y no les ha ido nada mal, es el caso de Bla Bla Car, Trivago, Wallapop, etc. No hablemos de lo fácil que es hacer una campaña de publicidad, o del gancho que tiene, un nombre así. Lo que está claro, es que un nombre divertido tiene mejor Top of Mind que cualquier otro.

  1. Los que prometen

Nos referimos a los que aseguran proporcionarte un sentimiento o una satisfacción concreta. Marcas que prometen, prometen cosas que, realmente, no pueden cumplir porque, la felicidad, por ejemplo, no radica en comprarse un producto u otro. Esta estrategia funciona, de eso no hay duda, nada más tenemos que fijarnos en Amazon, Meetic o Happn.